Este lunes 9 de noviembre se estrena por “las estrellas” de Televisa la telenovela “Quererlo todo”, producida por Ignacio Sada y protagonizada por Danilo Carrera, Michele Renaud, Scarlet Gruber, Sara Corrales y Víctor González.

En dicha telenovela, la actriz colombiana Mimi Morales da vida a Magdalena Bustamante.  Es oriunda de Pachuca, Hidalgo. Es una hermosa mujer a la que la vida desde niña la ha golpeado constantemente, ya que siempre supo de carencias y de hambre al no tener una figura paterna y al tener a Lucía, su madre, en silla de ruedas a causa de un accidente. A los 17 años se enamoró perdidamente de un novio que la embarazó. Desafortunadamente él no quiso hacerse responsable y la abandonó, yéndose a trabajar de ilegal a los Estados Unidos. Esto fue un duro golpe para Magdalena, ya que siendo tan joven e inmadura, sintió que el mundo se le venía encima con la llegada de su bebé. Sólo tuvo el apoyo a medias de su hermana Nadia, quien desde muy joven anduvo en malos pasos y comenzó a consumir drogas. Al nacer su hija y ser madre soltera, Magdalena desesperada por la situación de no tener dinero y por su inexperiencia, acepta un trabajo en Cancún dejando a su hija encargada con Nadia; lamentablemente es víctima del crimen y durante años parece que abandonó a su hija. Magdalena por vergüenza, decide no regresar a su casa en Hidalgo y comienza a hacer una vida nueva queriendo olvidarse de la niña.

Platicamos con Mimi Morales, gracias a las finas atenciones de la licenciada Paola García, de Televisa.

Llegaste a México ya con un buen camino recorrido en Colombia y a demostrar tu talento.

 Yo feliz de estar aquí. Amo México. Ya tengo 10 años de estar viviendo aquí muy feliz haciendo proyectos, cada uno en lo suyo, cada uno diferente, cada uno llenándome de mucha alegría.

Además de actriz, eres periodista.

Sí soy periodista. Yo terminé mi carrera y tuve la oportunidad de entrar a trabajar en televisión, en el periodismo he tomado la parte escrita. Tomo la parte de la literatura, del escribir y eso me parece increíble, a parte la narrativa. Pero eso de estar entrevistando y la parte ya activa muy poco las hice; las hice en mis prácticas nada más, pero obvio que valoro lo que es el trabajo porque fueron 5 años estudiándolo y practicándolo, pero gracias por decirlo.

Hablanos de tu personaje en esta telenovela, que a muchas mujeres les queda como anillo al dedo, porque es una situación lacerante que se vive a diario.

Magdalena es una mujer que tiene un secreto muy grande, un secreto que le ha cambiado la vida. Obviamente un pasado oscuro de alguna manera, que trata de dejar atrás, pero todo ese pasado siempre se encuentra ahí, lo traemos en la espalda, lo cargamos. Ella llega a su pueblo El Rosario, que es donde se desarrolla la historia y ahí encuentra trabajo en una cantina, en donde hace una familia con los personajes que están en la cantina, Eugenia Cauduro que hace Esmeralda, Karen Leone que hace Camelia, y hace una familia con ellos y la historia de ella en esa cantina, con toda esa parte pintoresca, con esa parte coqueta de esta complicidad que tienen esas mujeres. De alguna manera cuando ella ya está sola y se ve en esos momentos que nos pasan a todos, está realmente con su realidad y pues le pesa y tiene la oportunidad de empezar a enfrentarse los fantasmas y salir adelante. Entonces es una cajita de pandora, porque en la historia en un principio se ve muy tranquila, se ve inofensiva, pero de repente empiezan esos matices de esa mujer fuerte que se enfrenta como leona a la decisión que corresponde en ese momento. Entonces sí tiene esos matices bonitos, es un personaje blanco, un personaje que ella hace como que trata de ser feliz, pero al mismo tiempo sufre. Y como su nombre lo dice, Magdalena se suelta a llorarse en esta telenovela que está muy linda. Es un personaje con el que yo estoy haciendo catarsis.

¿Qué te ha hecho encontrar en ti Magdalena?

Fíjate que sí hay muchas cosas en común; tenemos mucho en común. Ya lo irán viendo en la historia, porque no puedo soltar el secreto, para que puedan ver la telenovela y vayan entendiendo, pero hay mucho en común. De hecho no exactamente como ella vivió su historia, pero sí como una mujer luchona, una mujer que sale adelante, que como todas hemos tenido momentos difíciles. Yo afortunadamente no he tenido esos problemas de esa magnitud o cosas así, pero ella sí vive algo por el destino en el que se ve involucrada en trata de blanca, o cosas así. Entonces sí tiene un pasado que le pesa mucho, pero ella trata de salir adelante, tiene esa ilusión con la vida de dar como siempre algo mejor, en medio de todas esas cosas tan difíciles. Yo también he pasado cosas difíciles en mi vida y así como lo tengo yo, tiene ella esa manera de salir adelante como el ave fénix de tratar de lograr algo mejor, y esa ilusión y fe con la vida de que sí va a venir algo, sí va a venir algo bonito y seguir buscándolo. Ella en su caso tiene un afán por formar una familia, porque algún hombre la valore de verdad como ella lo espera; ese es como su ideal. En mi caso yo no tengo esos conflictos, yo soy una mujer que vivo mi presente, soy una mujer que cree que el amor es muy importante, pero el amor se puede encontrar en muchas maneras. Obviamente lo ideal es estar en pareja, pero yo tengo bien mi autoestima y para mí son más importantes otras cosas. Yo me hago una vida sola y estoy tranquila en ese sentido; ella lo padece. Entonces sí tenemos cosas en común y cosas que no. Su catarsis siempre la hace llorando; ahí me identifico porque soy de esas personas que no suelto lo que tengo y en mi momento a solas ahí lo vivo. Magdalena es una mujer muy sufrida, ha pasado por cosas muy difíciles. Me gusta, me gusta porque actualmente muchas mujeres están sacando esas cosas que han tenido y que no quieren contarlas por vergüenza. Ella llega un momento en que comienza a sufrir muchas cosas.

¿Qué les dirías a las mujeres que han vivido cosas como las que ha vivido Magdalena?

Yo viviéndolo ahora, porque cuando hacemos un personaje lo vivimos. Yo soy de esas actrices vivenciales; cuando el público me ve en pantalla cada emoción que tengo es porque la conecto al personaje y vivo. Entonces mi personaje está sintiendo. Está muy feo haber pasado por situaciones así, se siente muy feo. Igual que son cosas que ya no existen, que ya pasaron, que te marcan, pero que el trabajo que debe tener Magdalena como muchas personas que están en esa situación es como aceptar que ya pasó, que tenía que pasar eso para ser las personas que son y que ya no existe, que ya no está, que hay que salir adelante, Que la vida es muy bella, que la vida da muchas oportunidades para disfrutar, para convivir con personas que sí se lo merecen, con personas que sí las pueden hacer felices y hacerles el bien. Hay que salir de esa parte un poco entre comillas sumisa o masoquista o negativa de pensar que porque se vivió eso ya no merecen algo más. Las personas que han pasado por violencia o por situaciones de trata o por situaciones así, se creen poca cosa y yo creo que son todo lo contrario, porque precisamente el haber superado esas cosas que ya no están en su vida o las mujeres que están en ese momento tan difícil, entender que sí hay otra posibilidad, que sí hay otra vida, que sí puede haber un cambio, que ese cambio se lo merecen.

Para tu punto de vista, ¿cuál es el sello que diferencia a esta telenovela de todos los demás melodramas que se han hecho?

Yo creo que esta telenovela viene como anillo al dedo a lo que estamos viviendo. Es una novela hecha en un pueblo, que tiene muchos matices; son muchas historias en una. Hay muchos personajes y cada personaje tiene una historia, cada personaje tiene un pasado, algo que contar, hay mucha carnita por todas partes no solamente en los protagonistas o en la historia de amor o de dolor, sino  todos. Entonces desde que uno ve al cura del pueblo o ve a la chava de la cantina o a la dueña de la cantina o al ama de llaves, a la sirvienta, al patrón, todos tienen una historia, un pasado, algo que esconden y esa ilusión de mejorar. Entonces de alguna manera con tantas historias, uno se va a enganchar y va a vivir eso. A muchas personas les va a caer el guante de decir “ah caray, a mí me pasó, o le pasa a mi prima, o le pasa a alguien cercano”. Comenzar a entender de repente esa parte humana de cada persona de porqué hizo algo o porqué oculta y empezarlo a verlo en la pantalla con cada personaje, está muy padre precisamente por eso, porque creo que va a llegar a los televidentes de una manera muy sencilla, de una manera de que no es una telenovela tendenciosa de muchos lujos; al contrario, es como muy real. Es una historia que se desarrolla en el pueblo y por eso mismo, siento que por la cultura de la gente mexicana y de la gente latina, se va a identificar, entonces creo que se van a enganchar. El horario es a las 3:30 de la tarde, lo cual creo que es un horario en el que estamos como en el momento de la comida, en el momento familiar, en el momento en el que estás trabajando, pero tienes un momento de break y entonces pueden ver la telenovela y la verdad espero que la gente reciba este trabajo que hemos hecho con tanto amor y en el que todos estamos muy comprometidos, entonces  espero que sí conecten en eso, porque siento que es una telenovela mexicana maravillosa.

 ¿En cuántos capítulos participas?

 Voy toda la telenovela con un personaje importante, Ya no podría decir mucho, pero tenemos un reparto importante, estelar. Ella está en todo y tiene muchos sentidos además; comienza en la cantina, luego da otro giro y luego da otro giro. Entonces está maravilloso porque como comento, yo a Magdalena la veo como una cajita de pandora.

 

Por Mino D’Blanc