Existen varios tipos de periodismo y entre ellos el de espectáculo, una de las inclinaciones más posicionadas en Latinoamerica, por su diversidad de artistas y culturas. Juan Manuel Cortez se ha arriesgado a indagar en los más íntimos secretos de las celebridades latinas en los Estado Unidos. Hoy llega con su nuevo programa “Confesiones de Novela” para la cadena TELEMUNDO, contandonos el proceso de realizacion del programa y mucho mas.

JMC_2

¿Cómo inicia en el espectáculo?

Siempre he sido muy inquieto y obsesivo con mis metas. Desde que empecé a estudiar comunicación social en la Universidad Javeriana, en Bogotá, de inmediato busqué un trabajo que tuviera que ver con mi carrera. Mi primer trabajo serio fue a los 16 años, escribiendo comunicados de prensa en una agencia de relaciones públicas, a los 17 ya era jefe de prensa del Teatro Nacional en Colombia, que fue mi primer contacto con el mundo del espectáculo. Poco después creé mi propia agencia de relaciones públicas pero sentía que trabajaba mucho y ganaba poco, así que decidí venirme a Estados Unidos a probar suerte con la buena fortuna de que a los 15 días de llegar conseguí un trabajo en relaciones públicas, luego como escritor en un web site de música y cuando el web site quebró, no me quedó más remedio que buscar y buscar trabajo; el primero que conseguí fue en la revista TVnotas. Al comienzo, no me gustaba mucho ese tipo de periodismo de espectáculos, pero poco a poco empecé a darme cuenta de que lo hacía bien y empecé a disfrutarlo.

 

¿Cómo entra a la Revista Tvynovelas?

Trabajé en TVnotas durante tres años y medio y por alguna razón mi jefe, con quien me llevaba muy bien por varios años, de repente empezó a criticar mucho mi trabajo. Me parece que le metieron en la cabeza ideas equivocadas, pero el caso es que un día me dijo que yo no servía para esto del periodismo de espectáculos y me corrió de la revista. Fue un golpe fuerte, pero no le creí eso de que yo no servía para esto, siempre he sido muy seguro de mí mismo en lo laboral. Al quedarme desempleado, empecé a producir reportajes con artistas y fotografías paparazzi, que vendía a varias revistas como free lance. Uno de los clientes que más notas me compraba era TVyNovelas México, y justo el director de la revista en México, Chucho Gallegos, estaba buscando a un director para la revista en USA. Así que dos meses después de ser despedido de TVnotas, donde era el jefe de información, me convertí en el director de TVyNovelas, en otras palabras, estuve en el lugar y en el momento indicado, y nunca perdí la fe en mí mismo.

¿Después de trabajar por varios años en la revista TVyNovelas cree usted ser periodista amarillista?

 

Hoy en día, casi todo el periodismo de espectáculos es amarillista, y no me refiero únicamente a las revistas, también se ve en la radio y en la televisión, y no sólo en los programas de chismes, sino hasta en los noticieros más serios. Hasta Jorge Ramos ha tenido que informar sobre escándalos de farándula. ¿Qué es ser amarillista? Según el diccionario, se trata de un estilo periodístico en el que los reportajes buscan emocionar o causar impacto en el público. Personalmente, en lo que hago, me parece clave que el lector o el televidente se quede impresionado y sorprendido con la noticia que estamos dando. Pero para mí lo más importante es que esa noticia sea real.

¿Cómo enfrenta a las celebridades cuando no está trabajando? Se ha ganado enemigos por su trabajo?

Me he ganado enemigos por mi trabajo, pero también muchos amigos, y cuando alguien se molesta conmigo trato de hacer lo posible por solucionar las cosas. Nunca publico nada con mala fe o con intenciones de hacerle daño a alguien, pero los seres humanos tenemos malos entendidos y cuando eso sucede, me gusta aclararlos y dejar las cosas en paz.

JUAN_MANUEL_CORTEZ1

¿Por qué la necesidad de crear un programa donde queda expuesta la intimidad del artista, esto no podría ser perjudicial para ellos? O inclusive para usted que da la cara por el programa?

Este programa, más que exponer la intimidad de los artistas, lo que hace es exponer lo que sucede detrás de cámaras en las grabaciones de las telenovelas, pero a diferencia de casi todos los programas de espectáculos, aquí el que cuenta la historia no es el reportero o el conductor, sino el propio artista, que da su versión de los hechos; por otra parte, hay que darle gusto al público, y a juzgar por los ratings, al público le ha fascinado conocer lo que sucede en los sets de grabación.

¿Por qué salió de la dirección de la revista TVyNovelas?

 

Mis jefes en la editorial me dijeron que debía elegir entre quedarme en TVyNovelas o irme a hacer mi programa de televisión. Para mí no fue difícil elegir, pues “Confesiones de Novela” es mi sueño hecho realidad. Estuve siete años como director de la revista, la pasé muy bien, lo disfruté y aprendí mucho, pero desde hace tiempo tenía entre ceja y ceja la idea de hacer televisión. Los medios impresos son maravillosos, pero la televisión te da otras oportunidades y recursos creativos, además de que llega a un público mucho más grande.

¿Cómo surge el programa Confesiones de Novela?

 

La idea original fue de Carlos Mesber, quien además de ser mi mejor amigo, es un gran profesional de la televisión y ha realizado grandes proyectos como productor y conductor en High Hill Entertainment, empresa que él dirige. Hace unos dos años, él me habló por primera vez de “Confesiones de Novela” y quedé fascinado con la idea, a partir de ese día empezamos a crear juntos la estructura del programa, queríamos hacer algo totalmente distinto a los programas de farándula que hay hoy en día, y poco a poco, llegamos al formato que actualmente tenemos.

 

¿Cómo le está yendo al programa? ¿En qué países se está viendo actualmente?

¡Nos ha ido increíblemente bien! No sólo en Estados Unidos, sino en muchos otros países. El programa ha sido comprado por muchos canales del mundo entero, incluyendo lugares como Hungría, Ecuador, Israel, Rumania, Panamá y muchos otros. En Venezuela, por ejemplo, el programa se estrenó hace unas semanas y logramos algo de lo que me siento muy orgulloso: fuimos el programa de mayor audiencia de las 8 pm el sábado, ganándole al programa que siempre era número uno: Súper Sábado Sensacional.

JUAN_MANUEL_CORTEZ4¿Nunca se le ha pasado por la cabeza actuar en televisión?

 

A mí me gusta todo lo que es crear, por eso me encanta escribir, no sólo reportajes, también escribo música. De niño, siempre actuaba en todas las obras de teatro del colegio, pero a la actuación le tengo mucho respeto. Algún día me gustaría tomar clases. Tengo muchos amigos actores y sé que la profesión no es nada fácil.

¿Cómo ve el medio de espectáculos actualmente en Latinoamérica?

Veo que el periodismo de espectáculos cada día que pasa se mete más en la vida de los artistas. En Colombia, eso no sucede de una manera tan fuerte, a los artistas se les cuida más y no salen a la luz intimidades que podrían ser muy escandalosas. En otros países de América Latina, surgen muchas noticias que no son basadas en pruebas sino en rumores falsos, por lo que se publican muchas mentiras, pero no hay leyes efectivas en contra de la difamación. En Estados Unidos nos metemos mucho con la vida de los artistas, pero tenemos que regirnos por la ley, pues aquí las demandas de difamación sí prosperan y pueden ser muy, pero muy costosas.

Es Colombiano ¿Nunca ha pensado en trabajar en su país?

 

Trabajé en Colombia desde los 16 años hasta los 25, que fue cuando me mudé a Miami. Siempre que voy a Colombia la paso increíble; hoy el país está mucho mejor de cómo estaba cuando yo vivía allá. Por el momento tengo mi vida muy armada en Miami, pero uno nunca sabe lo que pueda pasar en el futuro.

¿Como periodista, cómo ve las producciones colombianas?

Me siento muy orgulloso de que hoy en día, muchas telenovelas colombianas se han vuelto a producir, pero en otros países, con nuevas versiones. En Colombia hemos tenido algunos escritores de novelas muy creativos y exitosos, aunque eso mismo ha hecho que ciertas novelas colombianas no tengan la difusión internacional que en su momento tuvieron “Café, con aroma de mujer” o “Betty, la Fea”. Ahora, cuando en Colombia se hace una buena novela y tiene éxito en el país, inmediatamente se hace un refrito de la novela en México, y ese refrito es el que logra éxito internacional. Sucedió con “Hasta que el dinero nos separe”; la versión original colombiana no trascendió. Como sea, en Colombia se produce mucha televisión y de gran calidad.

Correccion de Textos y Estilo:  Rebeca Mendoza
Agradecimientos: Laura Cano

                                     

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *