Amante de los perros, la pizza y la cerveza. Antonio Santana, un joven español que no ha parado de cumplir sus sueños dentro y fuera de su zona de confort. El actor y presentador de multiples poducciones exitosas en Mexico, Estados Unidos y España reponde:

Antonio, usted es Español y ha trabajado en producciones y programas Españoles, hace 5 años viajó a México para radicarse y trabajar con casas productoras muy prestigiosas de ese país, ¿Qué diferencias positivas o negativas ve en los contenidos y la forma de trabajo entre estos dos países?

Lo primero es agradecer lo que me han dado tanto México como EEUU en estos 5 años. Me abrieron las puertas muy bien y me confiaron programas muy exitosos. Echo la vista atrás y pensar en que he estado al frente de reality shows, morning shows, concursos y otros programas que se han visto en México y en todo EEUU, sinceramente es un sueño difícil de creer y además compaginado con alguna serie, película y teatro, más no podía pedir, solo dar GRACIAS.

 

La verdad es que aunque todo es tv sí encontré bastantes diferencias entre España y México, sobre todo, en la forma de dirigirte al espectador. Como bien saben, además, tuve que adaptar mi acento para los países latinos, también se encuentra diferencia en la manera de nombrar las cosas y por supuesto en el contenido.

 

Esta diferencia no la encontré solamente entre España y México, sino también, entre México y EEUU o España y EEUU. Después de estos años lo que me he dado cuenta es que, da igual el país en el que estés, porque en todos se hace el trabajo con mucho cariño, y encuentras personas maravillosas. Yo he tenido la suerte que en cada proyecto he encontrado una pequeña familia y eso se ve en el resultado.

 

Conducir un programa tan exitoso como Pequeños Gigantes debe ser un reto para cualquier presentador, desde sus palabras, ¿cómo ha sido esta experiencia en su vida personal y profesional?

 

La verdad es que ha sido un gran sueño. Desde el momento que me lo propusieron fue algo increíble. Ha sido la cuarta temporada de un gran formato y las expectativas estaban muy altas, como bien saben, yo he sido el co-presentador para Univisión EEUU y fuimos líderes del prime time cada domingo, superando a proyectos muy importantes de la competencia. La clave es que todo se hizo con mucho cariño y con un equipo excepcional, junto a Galilea Montijo que hace el trabajo muy fácil y tiene una gran química con los niños, y en esta ocasión los jueces, grandes jueces como Verónica Castro, Miguel Bosé, Karol Sevilla y Albertano. En lo profesional, he crecido muchísimo porque era un programa de más de 2 horas para el prime time de EEUU,  lo que conlleva una gran responsabilidad; y en lo personal no tengo palabras para describirlo. Trabajar con niños fue increíble, te conviertes en su papá durante unas horas y cada lágrima o alegría lo comparten contigo. Tengo que reconocer que alguna lágrima también me salió a mi.

 

¿Por qué  se despidió de Un Nuevo Día el show matutino de Telemundo?

 

Desde un principio estaba acordado estar el tiempo que estuve. Fue una propuesta que me hicieron, ellos tenían ya un equipo de conductores para después, pero no tuve ninguna duda a la hora de aceptar la propuesta. Formar parte de un morning show tan exitoso, conduciendo 3 horas diarias en vivo en EEUU era algo increíble, y si además le añades el gran equipo que encontré en Telemundo, pues, el resultado es inmejorable. Le guardo mucho cariño a esa etapa.

 

¿Tiene planes actorales o de otro tipo laboral para lo que queda de este año o tal vez el próximo?

 

Pues ahora mismo se está emitiendo en Univisión EEUU “Familias Frente al Fuego”, un programa donde también soy el copresentador junto a Inés Gómez Mont,  estaremos hasta casi septiembre todos los domingos. Después, estoy valorando algunas propuestas, tanto en México como en EEUU, así que, seguro que un buen proyecto comenzaremos.

 

 

Para usted ¿cuál faceta de su vida ha disfrutado más, siendo actor o presentador?

 

Es la pregunta del millón. Para mi, es como cuando te preguntan si quieres más a papá o a mamá.  Yo amo hacer las dos cosas. Cuando actúo interpreto un personaje, por lo que no soy tanto Antonio Santana, pero amo actuar, sobre todo hacer comedia. Y hacer teatro es algo que no se puede describir con palabras. Cuando presento un programa lo disfruto al máximo, porque ahí, sí soy Antonio Santana, no interpreto ningún personaje y me encanta el contacto que tengo con el espectador o con los participantes en el caso de los concursos. Así que de momento no puedo decantarme por uno u otro. Estos últimos años, mi vida ha ido más por la conducción, los próximo veremos.

¿Tiene planes de viajar prontamente a España?

Pues, en estos momentos estoy haciendo la entrevista con ustedes desde España. Terminé el programa Familias Frente al Fuego y vine a ver a mi familia y pasar un tiempo con ellos. Es lo que más difícil se hace de estar fuera; así que, personalmente seguiré viniendo siempre que pueda, y profesionalmente, ojalá que pronto pueda hacer un proyecto aquí y volver a mi tierra.

 

¿Le gustan los animales?

No me gustan, los amo jajaja. Amo los animales, desde pequeño tuve mucho contacto con ellos porque pasaba varios meses del año en casa de mis abuelos donde había vacas, caballos, cerdos, palomas, perros, gallinas, etc. Amaba darles de comer y estar con ellos. Ahora tengo una perrita, Canela, la cuál, se ha convertido en una hija para nosotros y cuando me separo de ella por trabajo me cuesta muchísimo.

 

¿Qué es lo que más le ha agradado de México?

 

Pues no sabría decirte una sola cosa. Comenzando con la gente, que es maravillosa, te recibe con los brazos abiertos y te da todo incluso sin tener nada, te emociona. Por supuesto, la comida, que la amo y los lugares que tiene para visitar. Tiene playas increíbles, me gusta mucho perderme en Tulum, es el paraíso en la tierra, un tesoro que tienen y que deben cuidar mucho. En definitiva, es un país de 10.