Los Dobles del riesgo

Caer desde un rascacielos después de haber tenido la pelea más fascinante, de pasar por un corredor….

Los Dobles del riesgo

Caer desde un rascacielos después de haber tenido la pelea más fascinante, de pasar por un corredor cubierto de llamas o simplemente ser arrollado por un auto, pone los pelos de punta a todos los asistentes del cinema. Muchos conscientemente especulan los posibles efectos que tiene la película, pero otros se meten en la trama y viven por un momento la realidad de la ficción, pero”¦ ¿Qué hay detrás de todo esto? Actuemos.net descubre el toque secreto.

En el mundo del séptimo arte, donde constantemente producciones nuevas llegan imponiendo como tendencia la acción, peleas, efectos especiales. Es indispensable contar con una “ayudita de más” y es aquí donde aparecen estos personajes “los dobles”, que con poca fama sacan adelante escenas peligrosas que surgen de la imaginación de aquellos creadores del cine contemporáneo. Y cuyo único fin es de proteger la vida del protagonista y evitar que por algún motivo se impedida la continuidad del rodaje, o que aumente el valor del presupuesto por accidente.

La mayoría de las personas, pasan por alto esta estrategia. Son demasiado planeadas para evitar que se note la diferencia en cada uno de los actores que realiza los movimientos de riesgo, las personas que se encargan de la producción son totalmente organizadas con lo que respecta al tema. Pues en los vestuarios tienen en cuenta hasta el más mínimo detalle, al igual que el maquillaje, cicatrices, color de pelo, ojos; en conclusión crear similitud entre ambos para generar un buen efecto.

En el pasado los dobles no eran muy utilizados. Pues a los actores les gustaba aceptar el reto y hacer que su interpretación adquiriera más valor, y este tipo de práctica o costumbre como lo hacia el conocido actor Jean Paul Belmondo, han quedado prohibidas, y no solo por los directores sino también por la mayoría de los actores, puesto que al firmar los contrato se percatan que esté estipulado la utilización de los dobles.

Pero así como la tecnología a colaborado en la medicina, en la ciencia y demás, también ha dado a aportado granito de arena a la industria cinematográfica y no por ser menos importante también a la televisión.

El super heroe aracnido hace todos sus vuelos imposibles en digital

LOS DOBLES CIBERNETICOS

Este tipo de tecnologías han permitido la creación de monstruos, paisajes, entre otras cosas en las imágenes de las películas, y es esa misma tecnología la que esta implementando la creación de personajes exactamente iguales al protagonista o cualquier actor a partir de una fotografía.

Los estudios realizados por profesores del sur de California explican que el proceso de creación digital de estos dobles comienza con una fotografía del actor, dentro de una cabina conocida como “Aguru Dome” que tiene como tarea captar la imagen con todos los detalles posibles del rostro del personaje, que con ayuda de la iluminación permitirían al los editores recrear movimientos dentro de la escena que en realidad nunca se filmaron.

En algunas ocasiones este tipo de reemplazo no funcionaria en un 100% como un actor de carne y hueso, pero beneficia al director en el momento que el actor no este disponible, este sistema ya se encuentra en el mercado para la disposición de quienes les gusta los avances tecnológicos, y aunque no se ha utilizado a un en ninguna película, los cineasta de Hollywood han aprobado esta nueva creación.

Con este tipo de inventos aun nos queda por pensar hasta que punto llegará la tecnología dentro del cine ¿llegarán estos sistemas a reemplazar por completo a las estrellas del cine o simplemente hacer cine desde una computadora sin ninguna imagen por cámara?. Solo al transcurrir el tiempo se resolverán este tipo de inquietudes pero por ahora una tranquilidad nueva tienen aquellos que de se dedican a divertir al resto del punto a través de las pantallas gigantes.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *