Damián Alcazar,interensante entrevista con este actor mexicano

Este actor mexicano quien desde muy joven se apasionó por la actuación por medio de la magia del cine, inició su formación actoral en las tablas del teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), desde ese entonces, ha recorrido una larga y reconocida trayectoria en el teatro, la televisión y el cine.

Damian Alcazar (1)Su talento y experiencia han sido galardonados en varias ocasiones, siendo el actor mexicano que más premios Ariel ha ganado.

Lo hemos visto en películas como La Ley de Herodes, El Infierno, Las Crónicas de Narnia: El Principe Caspian, entre muchas otras.

Actuemos.net conversó con este reconocido Actor, quien nos habló un poco sobre sus inicios, técnica actoral y sobre su nuevo proyecto, la serie televisiva El Dandy, donde actúa junto al actor Alfonso Herrera y que está dando mucho de que hablar.

 

¿Qué momento de su vida determinó que sería actor?

Desde muy pequeño me sorprendió el cine, tal vez a los dos o tres años de edad. Vi mucho cine cuando niño y luego en mi adolescencia, pues mi generación tuvo al cine como puerta cultural a la vida. De verdad era maravilloso disfrutar películas de todo el mundo. Luego desde los 11 años la lectura de aventuras que llenaba alegría y emociones mi fantasía. Creo que eso me impulsó a incursionar en la narración de ideas y sueños, pues eso son el cine y el teatro. Ya a los 11 años sabía que quería ser actor.

 

¿A qué atribuye su éxito como actor?

Alguna vez leí que el éxito era el vivir diario. Si, respirar y estar en armonía con la naturaleza y con los que te rodean es el éxito….además de tu pasión por el trabajo, tu dedicación y el aprendizaje constante.

 

 ¿Cómo se equilibra la intuición y la técnica?

El equilibrio entre técnica e intuición se consigue en el proceso del trabajo creativo, con una mente abierta y con la observación de la realidad y la naturaleza.

 

 ¿Algún personaje en específico que lo haya impactado a tal punto de querer volver a
interpretarlo?

Los personajes que me gustaría volver a interpretar….son los que no me han dejado satisfecho.

 

 ¿Qué tan autocrítico es al momento de verse en pantalla?

Soy absolutamente autocrítico en todo lo que implica mi trabajo, y aunque lo he tratado de frenar, también en el trabajo de los demás. Soy enemigo acérrimo de la pereza, pero sé que ese pecado capital también lo ejerzo y no me lo perdono.

 

Desde sus inicios hasta la actualidad, el teatro, el cine y la televisión han evolucionado, ¿Considera que este cambio ha sido positivo o negativo?

Es cierto, el cine, el teatro y la televisión han evolucionado. El teatro sigue siendo elitista como manifestación artística, es un lenguaje de contenidos que fluctúan entre lo intelectual y lo espiritual, cambiando según la ideología y los gustos de la época y las diferentes sociedades, y por todo esto su evolución es casi imperceptible. La televisión y el cine en cambio, son lenguajes masivos, donde los contenidos normalmente son de consumo rápido y superficial, en ellos los cambios que se perciben son fundamentalmente en lo técnico, y en muy pocos casos son portadores de contenidos que pretendan ser artísticos. El actor debe adecuar su quehacer según el lenguaje en el que se involucre. Si son o no positivos estos cambios, depende del gusto y la cultura de sus productores y consumidores.

 

Persiguiendo su meta de ser un gran actor, en un principio dejó la preparatoria para retomarla un tiempo más adelante, y también trabajó como obrero, ¿Qué aportaron estas acciones a su vida personal y profesional?

El haber aplazado mis preparación intelectual trabajando primeramente como obrero, me dió una experiencia de vida y conocimiento de la realidad que me permite ser consciente de mi entorno social y político….eso me posibilita para saber elegir los contenidos en los proyectos que me ofrecen y asumir también que mi trabajo me permite tener voz y hablar en favor de los ciudadanos más pobres y sin acceso a lo más elemental, educación, empleo bien pagado, salud, impartición de justicia, y demás…

 

Damian Alcazar (12)Fue Profesor en la Facultad de Arte de la Universidad Veracruzana ¿Ha pensado en volver al rol de formador de actores en un futuro?

Sí, me gusta compartir mis pocas habilidades y conocimientos sobre mi profesión. Siempre me ha interesado la docencia, como alternativa para aprender yo también.  Seguramente si fuera arquitecto, médico, músico o historiador intentaría lo mismo.

 

Usted es conocido como uno de los grandes actores de cine, pero su formación inicial fue en el teatro, donde las técnicas son muy diferentes a las usadas en la pantalla grande, ¿Cómo es el proceso para enfrentar este contraste?

Pasar del teatro al cine es un proceso interesante, son dos lenguajes diferentes y requieren de formas diferentes de narrativa y de creación de los personajes. Es parte del aprendizaje el cómo utilizar nuestra energía y cómo aplicar qué parte de nuestra técnica actoral. En ese proceso, el público es una parte fundamental pues comparte y juega con nosotros, en la convención de la historia a contar, las emociones, la estilización del gesto y el movimiento. Las diferencias en ambos lenguajes deben ser dominadas por el actor….y en ese sentido, el trabajo técnico nunca termina.

 

Se dice que no existe actor sin ego, ¿Es esto cierto?

No existen personas sin ego. Así seas policía, político futbolista o ingeniero. Saber coexistir en armonía con los demás es saber dominar el ego. Para ser un actor o un creador en cualquier área se debe ser generoso, y claro abatir en lo posible la soberbia, erradicar la envidia y luchar contra la mezquindad. Tu ego va a estar siempre contigo pero bajo tu dominio.

 

Reconoce la importancia que tuvieron cuatros profesores en su carrera, uno de ellos, Ludvik Margules, quien le enseñó que “no es verdad” “no sirve así”; ¿Realmente es así y nunca una interpretación está lo suficientemente bien?

Una interpretación puede estar muy bien, pero siempre podrá estar mejor.

 

Existe el tipo de director dictador, que guía estrictamente cada elemento de una producción, ¿Debe un actor respetar fielmente los parámetros establecidos entre el guión y el director o debe seguir el instinto y la creatividad? ¿Hasta qué punto tiene un actor libertad de creación?

La libertad de creación del actor no termina nunca….y siempre debe estar en acorde con lo que el director pida. En la creación en escena o frente a la cámara no debe haber contradicción con el director. Él puede pedir, proponer o decidir cómo y qué quiere del personaje en la historia, y el actor dentro de esos parámetros debe saber y poder crear con toda libertad. Es como estar en un cuadro….bueno ” haz lo que quieras pero sin salirte de ese cuadro”.

 

Ha interpretado diversos personajes cuya complejidad reside en lo interno, personajes que van más allá de lo ficticio, y se enfocan en el aspecto interior, por ejemplo, en la película Bajo California: el Límite del Tiempo, ¿Qué elementos usa para abordar este tipo de personajes?

Cualquier personaje que interpreto trato de que surja de la ficción escrita o descrita por el autor…..y de la realidad. El desafío es que no seas tú ninguno de los personajes, ese es el punto a conseguir.

 

¿Desde el momento preciso de la propuesta ¿Cómo define su aventura en Narnia y los retos que llegaron con este proyecto, actuar en ingles por ejemplo? ¿Tiene proyectos futuros en inglés?

La experiencia de haber hecho el personaje de Lord Sopespian en Narnia ha sido muy aleccionadora. Sé que el trabajo disciplinado y constante, permite buenos resultados, no importa el idioma estoy seguro. Luego de trabajar al personaje esforzándome lo máximo, fué realmente muy fácil que apareciera frente a cámara sin ningún contratiempo.

Pocos proyectos me llegan y casi ninguno es de mi interés, sin embargo, estoy seguro que en lo futuro encontraré cosas interesantes en inglés

 

Damian Alcazar (9)A propósito de esto, hoy en día somos testigos de talentos latinoamericanos llegando a Hollywood, ¿Considera que esta nueva generación de actores se proyecta mediante la técnica actoral de una buena formación o sólo sigue la línea comercial?

Ojalá nuestros actores, aquí o en el extranjero, se esfuercen siempre  en aprender y mantener una buena técnica que sea la base de su trabajo. Solo así se podrá crecer realmente como actor o actriz…..independientemente del éxito comercial. El “talento” es trabajo esforzado siempre, si se quiere ser consistente.

 

¿Cree usted en el luto del personaje?

No creo en el luto del personaje, pero si en el postparto de un proyecto.

 

¿Qué tipo de guion por lo general puede capturar a Damián Alcázar?

Me interesa un guión que hable del espíritu humano, de contenidos que sean importantes para las personas, con propuestas que aspiren a mejorar el entendimiento y la consciencia en los seres humanos. Siempre digo que mi trabajo debe divertir y emocionar al público, pero sobre todo que lo haga reflexionar sobre la vida y sus circunstancias.

 

Está llegando a las pantallas de los televidentes la serie “El Dandy” donde usted protagoniza junto a Alfonso Herrera, en un tiempo donde vemos el auge de las serie de crimen organizado, ¿Qué distingue a esta serie del resto?

Confío en que El Dandy se distinga por su propuesta cálida y entrañable respecto a la amistad, entre los personajes de una ficción inteligente sobre el tema del narco. Se distinguirá también de las producciones de televisión mexicana por la calidad de su realización y de su interpretación actoral. No me cabe duda.

 

 

Bárbara Sierralta

@barbaradsa

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *