Carmenza González Capacho

Una actriz que nunca para de trabajar. Siempre la vemos vigente ella es Carmenza González Capacho, hablo para Actuemos.Net y nos comento de su vida como actriz.

 
¿Cómo inicia Carmenza González en la actuación?

En el colegio desde primero de bachillerato, después cambié de colegio y seguí en el otro. Cuando acabó el grupo y estaba en sexto de bachillerato (once hoy en día), dirigí a las niñas de primero. Ya estaba obsesionada con el teatro. Después, entré a la Universidad Javeriana a estudiar psicología; en ese momento no había grupo y cuando entraron a dirigir actores del teatro Libre, ingresé en el grupo y hasta el día del grado me dediqué más al teatro que a la carrera que estudiaba. Cuando terminé y antes de iniciar el trabajo de tesis, ingresé a la ENAD (Escuela Nacional de Arte Dramático), donde no terminé pero definitivamente decidí dedicarme a la actuación de tiempo completo. De ahí en adelante, viajé, volví y he seguido siempre dedicada a la actuación.

¿Fue para usted complicado ingresar en el medio de la televisión?

Cuando estaba en la ENAD me buscaron (En esa época no se hacían castings) para trabajar en un cuento del domingo dirigido por Pepe Sánchez que se llamaba: “Brillo”. En ese momento fue relativamente fácil, pero no es un medio fácil y estar siempre en la televisión es bastante complicado por mil razones diferentes.

Cuéntenos una anécdota en el teatro qué la haya marcado como actriz

Soy pésima para las anécdotas, cuando pienso se me olvida todo.

Describa para usted ¿Qué significa la palabra “Actor”?

Para mí ser “actor” es como ser “médico”, “pintor”, “cocinero”, es una profesión como cualquier otra, que va en el mayor de los casos acompañada de una gran pasión, y tal vez en eso existe la diferencia con algunas otras. Los actores decimos que es una obsesión y que una vez entramos en ella no hay posibilidad de salir. Por otra parte, el actor tiene la posibilidad de vivir mil vidas diferentes dentro de los parámetros de la “normalidad” y sin que nadie diga que está loco y esa es la mayor ventaja.

¿Cree usted que un actor haga comedia por fluidez o tendría que aprenderla?

Como en casi todas las cosas a las cuales se puede uno dedicar en la vida, pienso que para hacerlas bien, se necesita un poco (o un mucho) de talento, habilidad o como se quiera llamar. La comedia es una de las cosas más difíciles de hacer, porque hay que aprender a burlarse de uno mismo, y esto no es fácil, a mi me costó muchos años de mi vida lograr hacerlo para un público como tal. De todas maneras hay avances maravillosos que se logran con un maestro. El director Mario Ribero, por poner un ejemplo o el mayor y mejor ejemplo, de todos es un verdadero genio que sabe manejar el “tempo” en la comedia y a uno como actor le da todas las herramientas posibles para lograrlo. Uno nunca sabe hasta donde va a llegar en sus manos y cuando se da cuenta ha hecho cosas que nadie se imaginó.

 
Carmenza González Capacho
 
¿En qué campo se siente mejor haciendo drama o comedia?

Me encanta actuar, en todos sus formas. La comedia es deliciosa, pues cuando uno se acostumbra se divierte muchísimo y se goza realmente no solo el trabajo propio sino el de sus compañeros. Pero por otra parte el drama, que además es en donde más había actuado, es maravilloso porque le da a uno mil posibilidades de jugar, de matizar, de encontrar formas de expresión, de conmover y conmoverse; si es más desgastante pero igualmente maravilloso. Lo más importante en este arte (si es que lo queremos llamar así) es “tocar”, “hacer sentir” a alguien algo, sea tristeza, angustia, miedo, felicidad, risa; en esa medida, sentimos que hemos logrado algo.

¿Qué herramientas usa para la preparación de sus personajes?

Hay muchos actores que empiezan a construir sus personajes de afuera hacia adentro (buscan referencias, vestuarios, tics, comportamientos específicos), cuando están buscando un personaje. Yo utilizo otro método, si es que se le pueda llamar así, y es de adentro hacia fuera, yo leo mucho los libretos o la obra que voy a hacer y poco a poco ese personaje que está escrito me va dando ideas, es un período muy intuitivo, no sabría decirlo de otra forma.

Durante algunos años, hemos disfrutado de sus personajes en el teatro, si pudiera cambiarle algo al teatro colombiano, ¿Qué le cambiaría?

Pienso que el teatro colombiano ha tenido el recorrido que debía tener, pero le ha faltado mucho apoyo a nivel gubernamental, razón por la cual se ha ido apagando durante los últimos años. A los actores nos cuesta mucho hacer teatro, ya que no podemos ni siquiera medio vivir de él, en la mayoría de los casos lo hacemos por el simple placer de hacerlo, o porque queremos decir algo (Como es el caso mío y creo que de la mayoría de mis compañeros en la obra “La Siempreviva” dirigida por Miguel Torres), que duramos alrededor de once años presentándola. Es una verdadera lástima que no haya apoyo y que la mayoría de los actores estemos dedicados exclusivamente a la televisión, porque no nos queda otra opción, ya que en las programadoras tampoco es fácil obtener los permisos para asistir a las funciones. Con esto no quiero decir que no disfruto la actuación en Televisión, me encanta de verdad pero es completamente distinta y nada es comparable con la retroalimentación directa que te da el público en el teatro.

Usted que es una actriz de tan buena experiencia en televisión ¿Cómo ve la evolución en las producciones colombianas?

A veces siento que perdemos nuestra autonomía y a veces supongo que eso también es normal. Como en todo hay producciones muy nuestras que me encantan y otras que me parecen superficiales y tontas. No es fácil dar en el clavo y nunca se sabe en TV que va a resultar un éxito y que no, es un azar. De todas maneras la mayoría de la TV colombiana está muy bien realizada y en Latinoamérica está muy bien posicionada, como todos sabemos.

 
¿Cómo hace para mantenerse vigente en este medio tan competitivo?

Ojalá eso sea verdad y pueda seguir adelante, pero no es fácil mantenerse de pie, sobre todo cuando uno no cumple con la mayoría de los parámetros que rigen gran parte de las producciones. Soy una persona muy seria en el trabajo. Me encanta y no quiero ser más que nadie, sólo tratar de hacer cada vez mejor mi trabajo (A pesar de que a veces uno se mira y le provoca matarse).

¿Después de “Los Protegidos” y “Novia Para Dos” que viene para Carmenza González?

Como diría mi padre “Que sea lo que Dios quiera”, No hay nada escrito pero espero que sean cosas buenas y buenos papeles, porque no sólo se trata de tener trabajo y ganar dinero, sino que uno sienta que está haciendo algo que valga la pena, porque lo contrario es muy frustrante.

¿Qué consejo les da a quienes se inician en este medio?

Muchas ganas, paciencia, trabajo, juicio, pero sobre todo mucha pero mucha “humildad” (en el buen sentido de la palabra) y por favor “No comerse el cuento”, uno no es más ni menos que cualquier otro ser humano.

¿Qué libros recomienda a quienes empiezan en la actuación?

Como dice Beto Reyes “Hay que leer”, lo que sea hasta la prensa, los clásicos, no solamente en teatro sino en literatura (ese consejo nos lo dio un gran maestro de teatro). Todo lo que llegue a las manos, con el tiempo uno se va dando cuenta cuales son sus preferencias.

En teatro (teoría) es muy importante leer a Stanivslasky, pero hay mil autores más que van a tener que leer si siguen este camino.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The CAPTCHA cannot be displayed. This may be a configuration or server problem. You may not be able to continue. Please visit our status page for more information or to contact us.